FANZINES REVOLUCIONARIOS Y FANZINES LELOS. DE TODO HAY.

Literatura Revolucionaria es un término bien amplio porque seguro para algunos un libro revolucionario puede ser uno escrito por **Xaviera Hollander**, para otros pueden ser los fanzines, algunos "revolucionan" en contenido y otros en estética. Es difícil. Les voy a contar como nació mi contacto con los fanzines internacionales y locales.
A principios de los 80 no había internet como lo conocemos hoy. Y para un morro hambriento de música diferente a lo que se escuchaba en la radio solo se contaba con la alternativa del "disco importado". Caro para mi presupuesto pero muy satisfactorio. Pero ¿donde te enterabas de que discos comprar?. Yo tenía dos fuentes: un programa ruco ruco ruco que se llamó "Vibraciones" bien pachecote y por el cual descubrí a **Black Sabbath** y a **Black Oak Arkansas**. La otra fuente eran las revistas. El contenido de las revistas de rock mexicanas era atrasado y, al igual que la radio, muchas veces alimentadas con los boletínes de prensa de las disqueras. Claro, de eso te das cuenta ahora; en ese entonces pues lo que fuera estaba bien. Hasta el "**Conecte**" justificaba su contenido en algún editorial diciendo que la definición estaba en el mismo nombre: **REVISTA**. Quiere decir, decía aquél editorial, que "ya estaba vista", que se nutre de otros contenidos. No sé. No quedé muy satisfecho con esa respuesta pero no había para más. Se nos decía que sacar una revista de rock en México era algo titánico con una ganancia mínima. Les creí. Si contenía entrevistas y artículos generados localmente y en el extranjero por su staff. En cambio "**Sonido**" era como mas fresilla, mejor papel, mejores fotos pero más en la onda "para complacer a las disqueras". No recuerdo bien como empecé a tener amigos por correspondencia en otros países pero eran generosos: me enviaban demos, conciertos de bandas (en ese entonces desconocidas) grabados en cassettes que aquí no se conseguían y fanzines. Que son revistas hechas por y para fans. Así, me fui haciendo de varios numeros de la **MAximum Rock and roll** y ah!! Ya me acordé!. Una vez, comprando discos en **Aquarius** vi un fanzine con **Metallica** en la portada. Era un fanzine de merol llamado "*Kick Ass*" y contenía cosas interesantísimas como una sección dedicada a los roadies y fotos donde podías ver a los miembros de tus bandas favoritas echando desmadre y no con el cabello levantado con ventiladores como en las revistas caras.
Recuerdo que su editor tría un pedo ahí en contra del "falso metal" y su apoyo incondicional al "metal verdadero". Pues era un fan! Y era su revista! Podía hacer lo que quisiera!. Así, mis amigos en **Italia**, **Estados Unidos**, **Francia** y **Japón** querían escuchar metal y punk mexicano. Y chale...no había!. Ellos inundaban mi buzón con cintas y cintas y fanzines y yo les podía enviar muy poco. Iba al Chopo a buscar grabaciones en vivo de bandas de punk y demos para poder enviar a otros países pero era un pedo encontrar algo con audio decente. Un día, fui a **SuperSound**, una tienda de discos importados caros que estaba en Polanco. Ahí conocí a **Nacho Desorden**. Ya pagando el disco que me llevaría esa tarde vi en una vitrina unos libritos fotocopiados. Le pregunté a **Nacho** que era eso y dijo "un fanzine que hace un cuate. Vale 5 pesos". O algo así. Le eché una mirada y traía "artículos" de bandas punkeras como **Wretched** de **Italia** y **Hellwitch** del gabacho. Los compré todos (había como 5 copias). **Nacho** ha de haber creído que me hice muy fan en un minuto pero no, la neta es que **NECESITABA** enviar fanzines locales a mis amigos de otros países y era el primero que veía. Se llamaba "**Furia y Mensaje**" y era su primer número. Conocí a su "editor" y hasta terminamos haciendo **Atóxxxico**, o sea que imagínense.
Gracias al intercambio de fanzines te dabas cuenta que se podían hacer de una forma muy "profesional" en imprenta y todo el pedo. O muy "artesanal". Había fanzines que eran hechos a mano, o sea, un guey agarraba hojas blancas, escribía a mano con un plumón-marcador y le sacaba copias y ya tenía su fanzine. Otros estaban dedicados mas a la política y otros enteramente a la música. Otros combinaban todo muy bien. Era el boom del hardcore punk de mediados de los ochenta. En México salieron más fanzines pero todos eran copias de otros y mal hechos. Sin gracia y todo era diablos, metal y esos clichés de Apocalipsis, Satán, tripas y logos que no se entiende que dicen por sus (como decía el Amo del Merol) "tipografías punzocortantes".
El mensaje era claro: todos pueden hacer una revista, todos pueden hacer un fanzine, lo que importa es el contenido y no la envoltura. Lo que importa es tener algo que decir, que comunicar y buscar el medio para difundirlo. **TODA ESA LIBERTAD** de expresión a nivel subterráneo llenó un vacío de información en los días en los que las disqueras te querían vender a **Quincy Jones**, un productor de 70 años, como el guey que sabía lo que querían escuchar los jóvenes de 18.
Y como siempre, el dark-side llega y le rompe la madre a todo. Así, era tanta la libertad que te daba el hecho de hacer tu fanzine, generar información, cubrir los eventos que querías cubrir y no los que a huevo había que cubrir por compromiso, entrevistar a quien querías y no a quien no querías...que entonces los neo nazis también dijeron: hay que hacer nuestro fanzine, y los krishnas dijeron "hay que hacer nuestro fanzine" y la derecha dijo "hay que hacer nuestro fanzine aunque tengamos el varo para sacar 30 revistas hechas y derechas". Y las Iglesias dijeron "hay que hacer nuestro fanzine y poner a los creyentes a que lo distribuyan puerta por puerta y para que también lo consuman ellos, digamos que quien no compre nuestro fanzine es un INFIEL". **JUSTO, COMO LO QUE PASA AHORA CON LAS PAGINAS WEB**. Ya todos tienen su pagína web y hasta esa secta llamada Dianética o Scienciología tiene páginas web donde se "ataca" a la dianética con argumentos estúpidos para que los líderes puedan rebatir los supuestos ataques fácilmente y quedar como los poseedores de la verdad. Es como si **Televisa** hiciera un página web que se llamara "Me caga televisa.com" y la administrara **Loret de Mola** o **Chespirito** sin que tu lo supieras.
El caso es que, justo como en internet, en los fanzines había tal flujo de información política, musical y social que **UNO DEBIA** poder distinguir las mentiras de las netas. Había que saber distinguir entre los fanzines que tenían un compromiso real y ganas del cambio de los fanzines que solo se hacían para mandarlos a las disqueras para que estas les mandaran regalitos promocionales. Neta, había gueyes en el Chopo que sacaban su fanzine numero 34 cuando no habían sacado nunca uno solo y armaban 5 números. 5 copias para enviar a 5 disqueras. Y así, engañaban a una disquera independiente que pensaba: orale...ya llevan 34 números y se ve que le echan ganitas. Y entonces les mandaban discos gratis para reseñar. Justo como lo que pasa ahora con muchas "radios por internet" o "managers de myspace". Pura estafa. Porque entonces, las verdaderas radios por internet dejan de recibir favores que necesitan porque va aumentando el cliché del guey que hace su disque radio por internet nada mas para que le regalen cosas. Y el manager de myspace igual.
Los fanzines, Como todo....mientras mas se fueron masificando...fueron valiendo madre.
Y como siempre, las compañias transnacionales se roban las ideas del subterráneo. Así que ya no es raro ver fanzines dedicados a algun a marca de tennis, de patinetas o de algun artista. Fanzines que te quieren hacer creer que son hechos por los fans...pero la neta los paga la disquera y asi. Pero los fanzines, de que revolucionaron la forma de entregar y recibir información...lo hicieron.

HOSTS

Warpig