¿Quien Es (ERA) Kevin Dubrow?

Se murió. Lo encontraron muerto en una habitación de su casa en Las Vegas, esa ciudad donde todo es falso pero atractivo, como las tetas de Sabrina. Esa ciudad que permite que glorias pasadas sigan gozando de cierto status económico y “artístico” (llamémosle así) con espectáculos fastuosos, llenos de humo artificial y pesado encanto kitsch como Siegfried & Roy , Rick Springfield, magos amanerados cuyo mejor truco es tener cutis de adolescente a los 60 años. Esa ciudad donde la prostitución es legal y los asaltos con naipes, ruletas y maquinitas también. Ah...las prostitutas de Las Vegas...todo un post aparte.
Kevin Dubrow fue vocalista en una mediocre banda llamada Quiet Riot
En la década de los 80 fue muy conocida porque su disquera invirtió millones de dólares para que todo el mundo escuchara “sus” temas que....bueno...no eran de ellos. Eran covers a una ancestral banda inglesa llamada Slade.
La cosa es que el heavy metal estaba de moda: el metal chingón y el metal chafa también iba ahí colgado. La música de los 80’s daba asco de tan fresa así que cuando uno se topaba con Slayer o Metallica decías “cámara! Esto si me late”. Investigabas y CONSUMIAS. Pero las mismas disqueras que te alimentaban vía videos con Lionel Ritchie, Paul Young (ja, que mamada) y A Flock of Seaguls también le entraron al negocio. Y entonces te siguieron alimentando con la misma cantidad de melcocha nada mas que con cabello largo para que te fueras con la finta. Y muchos se fueron con la finta. Por eso, ahí donde había un Slayer o un Venom, surgían 40 bandas más de “metal”, hair-metal o poser-metal. Y era muy probable que algún día compraras algo de Quiet Riot, Ratt, Twited Sister o (peor aún!) Cinderella
Kevin Dubrow siempre creyó que vendía discos por talentoso. Pues, ahora que ha muerto, ojala que se haya ido feliz y con esa misma imagen de si mismo que lo hacía no cerrar la boca y ponerse al pedo con otros músicos. Creo que tenía 56 años o algo así. Las Vegas aún le daba de comer por la nostalgia. La nostalgia por ese pinche pop-metal feo que tiene toda una generación ochentera que, hoy en día, son los adultos con poder adquisitivo. Por eso Timbiriche llena el Auditorio Nacional 40 veces, etc.
BUENO, AL MOMENTO DE POSTEAR ESTO....NO HAN DICHO DE QUE SE MURIó.

HOSTS

Warpig