Gripa y el Poli-caspas

Necesité unos días para mi. No estoy cansado. Simplemente me atacó el resfriado, la gripa, los mocos, la garganta, los gargajos, los ojos llorosos, el cuerpo cortado. Todos los síntomas de los anuncios los tuve, pero ninguno se quitó a los 5 minutos ni a los 5 días.
El dolor de cabeza, la tos de perro, el mareo (tembló y yo transmitiendo en vivo pensando que solo estaba mareado). Y no te dan ganas de nada, vamos, ni de comer!!!. Y andas más intolerante que empresario panista: no quiero ni tengo porque escuchar al vecino cantar sus rolas de Angela Carrasco o cualquier otro icono gay. No quiero levantarme a ver quien es el pendejo que está tocando el timbre creyendo que me voy a parar a preguntar amablemente “quien?”. No quiero levantarme de la cama a comer ni quiero comer en la cama. No quiero leer nada, ni la revista de arte, ni el Proceso, ni la revista de economía y poderosos, no quiero escuchar música porque con esta pinche enfermedad deja de ser un placer y se convierte en un taladro de dentista. Lo único que quiero hacer es dormir....y no puedo!. Estoy a punto de quedarme dormido pero las cosquillas en la garganta me hacen toser, el dolor de cabeza tampoco ayuda. La señorita de Telmex insiste en que no he pagado el teléfono “seguramente por algún descuido”. Casi llego a la etapa del sueño profundo....y riiiiiing!!! Otra vez el teléfono. Pero bueno, esta vez es la jefa. Como sigues? Cuando vas a al doctor? Toma muchos líquidos, no comas porquerías. Si si si, jefa. Tenía una cita para desayunar con un buen amigo pero le mandé un mensaje de texto cancelando el cual OBVIAMENTE no le llegó. Todos los mensajes que son para pura pendejada le llegan al momento. Ah, pero los de cancelar una cita, nel. Ya iba a empezar a llamarle, buscarlo, pedirle una disculpa por dejarlo plantado, etc. Pero no, neta necesito estas horas de sueño y descanso. La medicina sabe a madres. El juguito de naranja pasa por mi garganta y me arde, ya la tengo toda lacerada. Iré a transmitir en la noche?, si, si, debo salir de esta recamara al menos dos horitas. El frío está cabrón y el poli otra vez no me deja pasar aunque tengo ya 3 años entrando a la misma hora el mismo día. “Si no me deja pasar me voy a la verga de regreso a mi cama”. La hizo de pedo con el clásico “No, no tengo lugares, no puede pasar”. A ver, poli, aquí está el memorandum para que me dé chance de pasar. Pinche memorándum ya lleno de mocos, Yakult y gotas de lluvia porque el cabrón una vez durante un pinche aguacero hizo que se lo mostrara. Entonces, hace como que sabe leer y nada mas mueve su grasienta cabeza con caspa. Pero no abre la reja. Ya me trae el memo de regreso pero...como que se acuerda de ver la placa y mira la placa del carro y luego trata de ver el numero que dice el memo. Dos tres veces mas. Desde que hubo ataques a instalaciones de Pemex, el poli del IMER sale con una mano en la pistola o con la escopeta por delante. Me perdona la vida y me deja pasar.
Cuando no estoy enfermo respiro hondo y meto el carro. Cuando estoy enfermo y no puedo respirar le digo: “Pero pues ya ábrale en chinga porque tengo que transmitir”. Nunca soy mamón con los polis, no hay por qué serlo. Pero ya que este puto no me deje entrar por sus huevos desde hace 3 años ya no es ni cagado. No se si me tiré a su hija pero la neta hace mucho que no fajo con menores de edad, no sé cual es el coraje de este cabrón, pues. Solo le cago y me caga. Nos cagamos.
Ya en cabina puedo compartir con la ciudad tracks de The Oblivians, de The Cavernarios, de los Staggers y Causa Sui sin contagiar a nadie de gripa. Y hasta me da risa pensar que en dos horas más, el poli mamón estará plácidamente dormido con su cabeza casposa recargada en un tabique y le voy a tocar el claxon bien fuerte para que se despierte con taquicardia y con su pinche cabello tieso levantado. Con una sonrisa también le diré “Buenas noches”...me regresará un “Buenas noches” y yo ya sobre Mayorazgo diré entre dientes “Si si....buenas noches hijo de tu puta madre”. Seguro él también.

HOSTS

Warpig