Helmet y Heaven & Hell

No fui a ver a Helmet. Hace algunos años seguro habría comprado los primeros boletos de la primera fila o bueno, si fue entrada general seguro hubiera sido el primero. Esta vez, ni siquiera me acordaba en que fecha vendrían, ya ven que tengo pedos con las fechas, simplemente no se me pegan. Me doy. No tengo ninguna explicación cosmogónica ni complicada del por qué no fui: simplemente no se me hinchó la puta gana.
Hablaba con la Tony 3 Days quien sí estaba muy emocionada al respecto, espero que haya ido. ¿Alguien fue?. Aviéntense la reseña, no?. Espero que se haya escuchado bien. Helmet (al menos en sus cd’s que si los tengo todos, ja) debe escucharse con un buen audio, no para escuchar violines y cornos franceses, sino para sentir el “pawa”.
Tampoco iba a comprar boletos para ver a Heaven & Hell (o sea, Black Sabbath sin Ozzy y sin Bill Ward pero con Dio y Vinnie Appice) pero un día llegó mi chica y que me regala un boleto. He estado escuchando esa etapa de La Mejor Banda del Mundo en el carro y siempre es un placer. Desde “Heaven and Hell”:
“El mundo está lleno de reyes y reinas que te tapan los ojos y te roban los sueños. Es el cielo y el infierno. Y te van a decir que el negro es blanco y que la luna es el sol pero de la noche. Y que cuando camines por esos salones dorados te vas a quedar con el oro que vayan tirando. Es el cielo y el infierno, tonto”
Hasta “Wishing well” con:
“El amor no es dinero. No es algo que compras. Así que déjame llenarme con tus lágrimas. ¿Por que?. Porque el tiempo es un viaje sin fin. El amor es una sonrisa eterna. Sueña un momento con las cosas que te hacen reír porque ya sabes... ¿No sabes?. Claro que sabes!: Soy tu pozo de los deseos”
Y son las 08:30 de la mañana y el tráfico está de la chingada y el bajo de Geezer Butler hace que no te altere tanto el pendejo microbusero que se para en triple fila a comprar un tamal para luego cruzar tres carriles para dar una vuelta en “U” sin que nadie le dé un balazo en la cara. Para quien no sepa que es un microbusero digamos que es el chofer de grandes camionetas que transportan ciudadanos a sus trabajos o escuelas y que por lo general te hacen pensar que todo está perdido y que no vale la pena luchar por nada.
No importa: Black Sabbath está en el stereo del carro. No importan los “listos e inteligentísimos pendejos” que rebasan por la derecha y se quieren meter por sus putos huevos adelante de ti.
“Die Young” sale de las bocinas:
“So live for today. Tomorrow never comes. Die youg”
Y pienso que esos que se creen muy listos y rebasan por la derecha y te avientan el carro para meterse a la mala tienen mucha hambre. Deben llegar a algún lugar rápido. Tal vez su madre está muriendo o tal vez los va a regañar algún jefe (esos seres que tanto odian, tanto envidian y que tienen unos testiculotes y unos culotes que deben ACELERAR y rebasar por al derecha para llegar a tiempo a besarlos y a lamerlos). Los dejo pasar.
Hay quienes me dicen que no sé manejar porque dejo pasar a estos pobres hombres.
Perdón, Sabbath está en el stereo.

HOSTS

Warpig