Ah...es que no sabía.

Cuando transmites por la radio o tienes un blog o un podcast o escribes en periódicos y así, NUNCA faltan los “fans from hell”. Dejen les explico: no es que uno tenga “fans”, yo nunca he creído eso. Hay personas que están de acuerdo contigo, hay personas a las que les cagas y hay personas a las que les caes bien. Eso es todo. Pero los “fans from hell” son bien dañinos. Son esos que se meten a tu vida de alguna forma: dicen que les cagas pero LEEN todos tus “posts”. O cuando te ven en un escenario te gritan de cosas, o les dicen a sus amigos “ash, como me caga ese guey” pero nunca te lo dicen a ti, de frente: “me cagas”. Ahí uno está un poco en desventaja porque ellos si te ubican y tu ni sabes quienes son. Otros creen que de verdad te conocen solo porque te leen. Por aquí alguien posteó que cómo podía yo hablar de los pobres si tengo dos casas (jajajaja, no mames). Fíjense como no explicaré nada de mis supuestas “dos casas” para que se enoje más. Pero si tanto les interesa pueden preguntar a mis compañeros: a mí cuando alguien me dice “uta ese guey me caga” les respondo “DICELO”. Es muy fácil decírselo a alguien que ni tiene vela en el entierro. Lo cagado es que, cuando uno tiene la suerte de topar al fan from hell y explicarle “la situación” este cierra con un “ah orale....es que yo no sabía eso” tan imbécil, que es por eso que mejor uno ya no explica “la situación”. ¿Para que? ¿Para escuchar otro enriquecedor: “ah órale, es que no sabía”?. No. Se gasta mucho tiempo que se podría utilizar en otras cosas mas enriquecedoras para ambos individuos. Las peores son las fans from hell que medio leen a Kundera, medio saben de cine, medio estudian algo de comunicación y están medio feas. UUuuuuuta. Tienen un blog propio pero también “escriben” en uno colectivo y un fanzine y están en una estación de “radio por internet”. Son las peores porque se creen muy listas. Darían las nalgas por estar en Dixo, o en Reactor o en una buena banda de rock pero no han podido nunca. A lo mejor dieron las nalgas por estar en Radioactivo pero nadie les cumplió (jejejeje) o dieron las nalgas y pum...en ese momento se acabó Radioactivo y de ahí el rencor. Obviamente escuchan a los Libertines, Arcade Fire y esas ondillas de nenas. Ustedes se preguntarán por que las conozco tan bien, pues bueno, digamos que si tienen buena nalga o carita bonita pues les respondo a ver que onda. Pero me imagino que los gueyes han de estar mas pesados. Me imagino porque a los gueyes así no los pelo. Los pelé alguna vez. Pero ya nel, desde hace un buen. Pero las chicas dan curiosidad, ¿no es cierto?. Digo, si van a aflojar o a dejarse tomar unas fotos, me importa poco que hablen mal de mi. Nunca he sentido la  necesidad de ser amable con las personas que no lo son. Siempre siempre siempre hay un güey que te reclama al son de “es que tu comes gracias a nosotros”. Jajajajaja. No hay necesidad de explicar. Solo puedo decir: no, pus no, cabrón. Mucha arrogancia que choca con la mía, ¿verdad?. Pero bueno, también está la otra parte: las personas que amablemente se acercan y te expresan su desacuerdo y eso no evita (Muñoz “Chachita”) que podamos tomarnos una cerveza juntos. Cuando la plática está re-animada, siempre busco algo: a esa fan from hell que se oculta detrás del tipo con el que hablo. Y escucha, te toma fotos y después, sin decirte nada, va y “postea” en su pinche blog cuanto le cagas. Esas. Esas! Son las fans from hell. Bienvenidas a este espacio también. Y disculpen si no “pienso” como ustedes. Si no me da por alardear que libro leí, si reciclo los discos que me regalan de Yo la Tengo o de Belle & Sebastian, Bikini Kill o Kasabian (asco de chingaderas!). JAjajajaja. Como que a todas esas les late esa onda. Disculpen si cuando ustedes llaman a alguien “snob” yo estoy pensando exactamente lo mismo de ustedes. Y disculpen si no respeto sus gustos musicales, ni su educación, su puesto, su “autor favorito”, ni su forma de “reventar”. Eso sí: Las respeto solo (o simplemente) porque son personas. Como yo, como Charlie Montana, como el viene-viene de Polanco, como Felipe Calderón, como el Peje, como Lorena Herrera, como la cajera del HSBC.Pero que quede claro: si un día nos topamos y me saludas (porque yo no se quien eres pero tu si me conoces) la primera ronda de cervezas va por mi cuenta. De verdad. Después tu pagas...o que...¿al menos vas a aflojar?.

HOSTS

Warpig