Rock and roll is...HEAD!!!

Lemmy de Motörhead es el único héroe musical que me queda. Vino a tocar con su side-project de rocanrolitos que se llama HEADCAT ya que en la batería está Slim Jim Phantom (ex Stray Cats) y Danny B. Harvey (Lonesome Spurs). Al principio vacilé en ir ya que no me gusta conocer a mis héroes, la imagen se derrumba, y la verdad la imagen que tengo de Lemmy está chida. Bueno, solo iría a escucharlos. Si se presentaba la oportunidad de conocerlo…huiría.
Fue una tarde-noche agradable, tibia. Conforme se acercaba la hora del toquin llegaban los fanáticos del rockabilly, de Motörhead y del rock que suena “like fuckin’ magic”.
Old School, nuevos, chicas arrojadas, bykers, punks, rockabillys y rockeros en general comenzamos a entrar al antro. Cerveza carísima pero la ocasión permitía que uno se hiciera pendejo ante tal abuso. No siempre ves a Lemmy…o si?.
Los Gatos abrieron el show. Algunos bailaron. Sonaron bien. Pinche Gato es aferrado y aunque la banda suena amarrada hay “detallitos” que no la dejan explotar: uno como vocalista que está tan nervioso que voltea para todos lados menos para ver al público y aparte baila sin ritmo. Pero, el colmillo está ahí. Calentó.
El dj del lugar era fan de Rock 101, despistado como la chingada, ponía rolas de INXS (neta), de Dire Straits y así. Sólo le faltó “American Pie”.
Después de una leve pausa me acomodo en el barandal lo más cerca que puedo del escenario y veo salir a Lemmy. El público aplaude y grita: Lemmy! Lemmy! Lemmy!. Y comienzan a tocar rolas de Chuck Berry, rocanrolitos clásicos con la voz rasposa de Dios. Este se ve tranquilo. Solo cambia de guitarra porque las cuerdas se rompen. Hay un vicio en el audio, los roadies parecen no notarlo pero basta una mirada de Lemmy para que todos se pongan a chambear. Mi chica se ríe porque me ve emocionado. Tony enfoca y dispara una tras otra. Le digo “Las verrugas! Que se vean sus verrugas!” o “La caja, toma la caja de sus accesorios”. Hay parejas bailando: Gato con chica, chica con chica, punk con metalera. El sonido no fue el mejor pero no importó. La banda toca covers de personajes legendarios o como bien lo dicen: “De Eddie Cochran, Buddy Holly, Johnny Cash, Chuck Berry, Carl Perkins, Elvis Presley, Johnny Burnette, Gene Vincent, Johnny Kidd y todos esos que rockean, son chingones y están muertos”.
Solo una hora de concierto. Lemmy solo habla cuando hay desperfectos en su guitarra o en los amplis. “Yes, I want to say something in spanish: donde están las chicas?” y también dijo: “Me gustaría venir mas seguido pero no quieren pagar lo que pido” o algo así. Yo ya estaba…cervezamente mágico.
Phantom se sube al bombo y salta como en los buenos tiempos de los Stray Cats, está tan delgado que parece que el tiempo no ha pasado. Le sonríe al público y dice “Gracias, mucho gusto”. Lemmy continúa serio. Bueno, me atrevo a decir que se veía triste.
En uno de los tres encores vuelven con “Blue Suede Shoes”. En otro, el dj del lugar ya había puesto una rola disco de los Rolling Stones y Phantom la siguió en el bombo e hizo ademanes feminoides a la Jagger, burlón.
Y así como llegaron, se fueron. Nos fuimos. Lo vi.
Gracias a Tony por las fotos.
http://www.myspace.com/headcat

HOSTS

Warpig