VIOLENCIA BLOGGERIL

En un blog como este de DIXO, uno tiene cierta OBLIGACION. Déjenme explicar: uno tiene un espacio compartido, que te es cedido por un equipo y personas que confían en ti para de cierta forma “representarlos”. Hay mucha libertad, si. Nadie nos impone temas, pero (como parte de un grupo) a veces es “bueno” responder sus comentarios o pensar en temas que les puedan atraer a ustedes, queridos lectores, de una forma u otra. Y aún así, repito, hay mucha libertad. Así que si alguna vez quiero llenar un blog en DIXO con tres planas de “Me cagan los panistas enojados” lo puedo hacer. Y con la cabeza en alto, estaré dispuesto a que los panistas me digan “pues a mí me cagas tú”. Y no hay problema. Ojo: no han investigado si amo a las panistas y solo odio a los panistas que se enojan. Ahora, eso quiere decir, que ustedes, también pueden expresar sus opiniones. Buenas, malas, violentas o dulces. LO IMPORTANTE AQUÍ es que ustedes tienen la libertad INCUESTIONABLE de estar de acuerdo o no, con lo que se expresa en estos blogs y los bloggers tenemos EXACTAMENTE la misma libertad de responder o no a sus comentarios amables y a sus comentarios violentos o berrinchuditos.
Hay un fenómeno muy muy muy agotador que se da en el radio, en la tv y ahora, en la escena “blogger”: personas muy agresivas que CREEN tener el derecho a insultar, sobajar y humillar al locutor, escritor, blogger o conductor. Sus “tácticas” siempre son las mismas. Son predecibles, transparentes y creo que nace uno así cada tres días. Por eso les digo que es “agotador”. Por ejemplo, el clásico güey que insulta y luego se hace la victima. Generalmente te dicen en el mensaje:“son unos culeros hijos de su pinche madre y con todo respeto quiero decirte, pinche vieja gorda y fresa de mierda, que las pendejadas que dices blah blah blah blah”.
Sí sí, la utilización de ese “con todo respeto” antes me daba risa, pero la verdad es que con los años da hueva. Y entonces, como ese mensaje no aporta nada más que violencia, alguien decide quitarlo. El blogger o el webmaster o quien sea. UTA, entonces el agresor hace berrinche: “No mamen , hijos de su puta madre, y aparte borran mis mensajes, que poca madre, que racistas, que poco éticos”. Jajajajaja. Esto, como pueden ver, todavía me da un poco de risa. NUNCA. Repito: NUNCA. Nunca me he topado con un morro de estos que diga: “Chale, la neta el primero en mamársela con mis insultos fui yo”. NUNCA. Al contrario, su cadena de odio crece al no pelarlo. Y siempre, quien responde a su agresión, es tachado de ojete, culero, mierda, arrogante. El agresor nunca tiene la culpa de nada.
Amigos, créanme, llegan a un punto en que se ven igual de mal que Roberto Madrazo echando bronca con su “tu di el lugar y la hora”.
A G O T A D O R.

HOSTS

Warpig