Cuando uno no es freak

Que envidia cuando vas a una tienda departamental y ves “bien clarito” los dvd’s en pantallas gigantes y home-theatres mega pederos. Te animas a comprar: la vida es corta y ni modo de nunca ver The Matrix ó la trilogía de "Lord of the rings" como Dios manda porque ni en el cine, eh?. Las pantallas de los cines están obscuras, tuvieron mejores años o güeyes menos lelos en los comandos.
Después de días de angustia llega la nueva tele a tu casa: hay que rogarle un poco a los cargadores pa’que la suban. Dales propina. Ya quieres ver a Trinity pateando policías en cámara lenta o a las compañeras de Rocco Sifredi dar blowjobs masivos y tener sexo con una tribu africana pero…primero hay que mover muebles para hacer las conexiones.
Después de las conexiones y regresar los muebles a su lugar hay que configurar la tv y luego configurar el dvd player y luego configurar el device 5.1 de tu elección: es decir, nadar en instructivos y llamarle al Stephen Hawkins local para poder ver “algo” esa misma tarde.
Situar las bocinas periféricas al mismo tiempo que las configuras en el dvd player, al mismo tiempo que tiras tres de los seis controles remotos, al mismo tiempo que te encabronas contigo mismo por protagonizar una escena mejor que las de Mr. Bean (enredado en cables, dvd’s, unicel, cartón, bolsas de plástico y garantías en thailandés).
Ahórratelo. No vas a poder. Siempre habrá alguien que te recomiende al amigo de un amigo del primo que sabe mucho “de eso”. Otros días de angustia: tienes la mejor tele del mercado, el mejor dvd región uno, el mejor home-theatre pero…hasta el momento…ha servido para lo mismo que la carpetita tejida que te regaló tu abuelita y sin valor sentimental.
Llega tu supuesto salvador con cara de “pobre cabrón, ni sabe lo que compró”. Le ofreces un refresquito pero él lo que quiere es decirte cual es tu error. Quiere humillarte más. “Si, tu tuviste el varo para comprarte esto, pero yo sé como conectarlo”.
A mover muebles, a comprar ahora cables de fibra óptica más largos. Aparte, mas humillación. Te dice: “Tu tele está lista para high definition y progressive scan”. Esteeeee, ajá y ¿por qué se sigue viendo como mal efecto de los programas de Chespirito?. “Ah, pues porque la señal de aquí no es de alta definición ni reconoce el formato Wide-screen”. Ajá. Así me sentí cuando recibí mi primera clase de Cálculo Diferencial e Integral. Mi mantra ahora és: “Yo solo quería ser un mariachi. Yo solo quería ser un mariachi”. Neta. Aparte, me cobra.
“Hay que calibrar el woofer y la distancia de las bocinas tanto en la pantalla como en el dvd player. Activar el progressive-scan. ¿Quieres que el woofer saque el putazo para afuera o para dentro? ¿Le quitamos los picos a los graves y a los agudos?.
(¿?¿)
Total que a pesar de todos los movimientos y humillaciones la puta tele no se ve como en la tienda departamental. Chingado. Una tarde fui al cine y en el lobby estaban conectando unas pantallas como la mía. Nunca había sentido tanto terror: quienes conectaban eran los clásicos chalanes mexicanos pero…rodeados de un nutrido grupo de japoneses!!!. Cuanta ciencia!!!. Había un japonés en flor de loto, en el suelo, laptop conectada a todo y tecleando como yo en este momento. NO mamen. Solo quiero ver a Trinity, ya, olviden el porno!.
Derrotado y angustiado llego a casa. Tengo el mejor equipo que un clase mediero obrero puede pagar…pero no se ve nítido, ni cristalino. Ni se escucha bien. Ahora me dicen que el “tocom” de Sky es chafísima y que por eso la pantalla no se ve bien.
Saben que?. Vayanse a la verga. VOY A LEER.

HOSTS

Warpig